Aprovecha tu tiempo al máximo en la oficina priorizando las tareas mas importantes

Ahora más que nunca es bueno aprender algunas técnicas para organizar mejor tu tiempo de trabajo debido a que todo corre puede parecer que corre mucha prisa terminar además de tareas que no sean para hoy o mañana sino tareas que ya deberían haberse realizado, es muy normal que esto pase y además puede causar bastante agobio el dejar cosas atrás así que les daremos algunos consejos para saber cómo priorizar las cosas más importantes y aprovechar tu tiempo al máximo.

Cuando queremos que nuestra jornada laboral sea lo más eficiente posible y alcanzar todos los objetivos propuestos para ese día lo más necesario una buena organización y planificación.

El primer paso para empezar a trabajar lo más eficientemente posible es conocer que tenemos por delante, es decir hacer un listado de todas las tareas que van surgiendo, ya que normalmente se apuntan las obligaciones conforme van surgiendo en el sitio que tengas más a mano, le recomendamos que en vez de hacer eso intente agrupar todo en el mismo espacio de forma que siempre tengas la seguridad de que todo está ahí y no tener que estar concentrado a parte de en todas las tareas que hay que realizar también en donde has apuntado todo.

Si estas listas contienen proyectos de gran calibre se aconseja dividirlo en tareas mas pequeñas. Así mismo también es importante añadir en el mismo sitio la fecha limite de finalización de estas para poder organizarlo a largo plazo y que nunca se olvide una fecha.

Recomendamos el uso de aplicaciones de organización ya que pueden resultar muy útiles para personas que tienen problemas a la hora de gestionarlo todo, además de que podemos tener estas tareas no solo en el ordenador de la oficina sino también en otros lugares a mano gracias a la nube, por si alguna vez tienes que añadir algo nuevo y no estás en tu puesto de trabajo o incluso si haces teletrabajo para tener todo coordinado en casa y la oficina.

Una vez tengamos la lista de tareas debemos saber reconocer cuales son las mas importantes y cuales tienen prioridad.

Para organizar estas tareas podemos utilizar una organización numérica, es decir, numerar nuestras tareas del 1 al 6, siendo el 1 de gran importancia y a medida que es menos urgente se acerca más al 6.

De esta manera podremos comenzar la jornada laboral completando las tareas que estén marcada con los números 1 y 2 y así tener el día mas organizado.

Es clave evitar cualquier distracción y seguir el plan que hemos establecido, aunque prefiramos realizar otras tareas de menor importancia siempre hay que ceñirse a los números que hemos adjudicado a cada tarea siguiendo el paso anterior.

Por último, nunca se debe de olvidar el dejar todas las tareas cerradas, es decir, no dejar una tarea que se ha empezado sin terminar ya que cuando quieras continuarla en otro momento hay una probabilidad de haber perdido el hilo de trabajo y todas las ideas que tenias para esa tarea y deberás volver a centrarte para estar tan concentrado y productivo como cuando lo dejaste.